10 pautas para un liderazgo antifragil

Para evolucionar hacia la antifragilidad y convertirse en un lider antifragil, entendiendo por lider o liderazgo el auto-liderazgo deberíamos de prestar atención a una serie de pautas que nos ayudan en nuestro propósito:



- Nunca dejes de actuar por miedo a errores con riesgos bajos. Mejoramos más en base a nuestros errores que en base a nuestros éxitos. Si de manera antifragil asumismos riesgos bajos y no riesgos algos, no debemos de tener ningún miedo a los errores que cometamos, porque eso es lo que nos fortalece.



- Da y recibe comentarios de manera clara y honesta. No tengas miedo del que dirán ni de recibir comentarios, de ahí es de donde se aprende realmente, has de ser claro y hablar de manera honesta, con sinceridad y transparencia, eso sí siempre con respeto hacia los demás.



- Aplica el conocimiento existente y estudia crisis similares para aprender a actuar. Tu conocimiento y el conocimiento existente son tus armas para fortalecerte, investiga, busca los puntos débiles o frágiles de otras acciones y aprende a actuar en base a ellos y tu capacidad de adaptar el conocimiento a la práctica o contexto existente.



- Desconfía cuando todo va bien y es demasiado fácil. Cuestiónate tus principios - valores - comportamientos y sitúalos en el contexto existente, desafíate constantemente.



- No pospongas los problemas, enfréntalos y lleva el aprendizaje a futuros proyectos (rinoceronte gris). Por el contrario está muy de moda la palabra "procastinar". Nunca aplaces decisiones que te competen a tí o te  veas comprometido o involucrado y dependan de tí.



- Cuando planifiques contempla siempre los escenarios inesperados, eso te dará mayor opcionalidad y margen de reacción. Pensar en un escenario ideal no es realista, ni tendrás margen de variabilidad alguno ante cualquier contratiempo.



- No tengas miedo a coquetear con la inestabilidad, asumiendo pequeños riesgos es como uno sale de su zona de confort y la amplía. Solo ampliarás tu zona de confort saliendo de ella.



- Usa el caos como motivador, tomando consciencia de el, puedes trabajar en el, afrontándolo es como se ven oportunidades y no solo problemas en una crisis o situación adversa. De esta manera, aprendiendo a lidiar con lo impredecible nos volveremos antifrágiles, ayudaremos a cambiar nuestra mentalidad, creciendo y abrazando el cambio al salir de nuestra zona de confort, estableciendolo como una ventaja al aprender de ello, y no verlo con miedo y rechazo pensando en ¿Qué me pasará?.

Comentarios